Me pagan por disfrutar…

Ya lo he dicho: amo el Diseño Gráfico, profesión que gracias a DIOS ejerzo desde hace muchos años de modo freelance pero que desde hace dos semanas y gracias también a la intervención divina, oficialmente me tiene laborando en Liderlogo, una empresa internacional con base en España y sede en varios países como Argentina, Perú, México y Colombia.

En Venezuela, para cualquier profesional es un privilegio poder ejercer una carrera estudiada en las universidades del país, y papaito Dios me concedió este privilegio, por lo que le estoy más que agradecida… El empleo que se disfruta realmente no da trabajo, por eso es una verdadera bendición poder disfrutar una labor que además sea remunerada, así que a diario reconozco la belleza de papá DIOS, siempre luciéndose de espléndido y amoroso.

De los diseños que he creado para Liderlogo, les comparto algunas miniaturas con sus respectivas marcas de agua porque aún y cuando los haya diseñado yo, hoy día pertenecen a la empresa. Acá se los muestro para que puedan apreciar una pequeña parte de lo que hasta ahora he creado para ellos…

Del 25-09 al 03-10-14

Parte de mi trabajo en Liderlogo es crear logotipos por categorías, lo cual es un reto y debo confesarlo, aunque igual lo disfruto muchísimo… Lo asevero así pues generalmente los logos deben representar la esencia de las marcas; en sí, el logo es, de algún modo la marca personal de productos, empresas o servicios. Se lee raro lo sé, porque hablar de “marca personal” inmediatamente sugiere personas, no productos, ni empresas, ni servicios, así que lo explico de un modo más simple: el término “marca personal” tal como lo dije, alude individuos, de allí la idea referente a que el logo es individual, es particular, independientemente de para qué o para quién se diseñe.

Y en la misma onda de diseños que disfruto, este otro proyecto que les comparto de seguido es completamente ajeno a la empresa de la cual soy parte… Lo diseñé entre el jueves y viernes pasado. Se trata de la invitación para el Baby Shower con despedida de Emma y Marinec, respectivamente. Entre Marinec (la futura mamá de Emma) y yo, escogíamos el nombre de su reunión íntima partiendo de las dos ideas: Baby Shower y Despedida, pues Marinec es otra de esas personas que emigran con todo el anhelo de una mejor calidad de vida que lastimosamente no tenemos en el país 😦  Por su viaje es que ella quería ver su invitación como un boleto aéreo con detalles delicados propios de un Baby Shower, pero sin los típicos cochecitos, ositos de peluche, teteros y/o chupones acostumbrados para este tipo de agasajos.

En la vida como en el diseño todo está hecho, lo digo porque vi la base del boleto en algún lugar de la extensa y diversificada World Wide Web… Así que para este proyecto encontré inspiraciones de aquí y de allá que luego combiné con tipografías adecuadas y enfatizando detalles, que para cualquier diseñador son los elementos que pueden ayudarnos a marcar la diferencia en los artes finales… Por lo menos Marinec quedó muy emocionada con el resultado final y eso, verdaderamente ¡es gratificante!

ArteRRSS

Para publicar en Instagram y Twitter, hice una composición con varias de las invitaciones personalizadas… Y si, por allá estoy yo de invitada 😉

Invitación

Y así quedó el borrador de la invitación… Algunos detalles de la información que se muestra fueron variados para el arte final.

Aunque con fechas más distanciadas por motivos laborales, les prometo seguir escribiendo… Y que muy pronto los venezolanos a lo largo y ancho de la geografía nacional podamos ser remunerados por disfrutar lo que hacemos, es mi deseo sincero del día… Nos leemos en la próxima ¿vale?

Grafico lo gráfico

En este espacio tan mío como de los que llegan a leerlo, hablo de todo un poco… De DIOS porque es mi Padre Celestial, de Venezuela por ser la nación donde Él escogió que yo naciera… De Diseño Gráfico y de sus tendencias, a veces hablo hasta de moda, de la radio, de música, de experiencias propias y ajenas… Hablo de lo que soy y de las vivencias que puedan ayudar a los demás en lo que DIOS permita que le ayuden. Y es que soy así porque al Creador le plació hacerme de este modo: plural, polifacética; como diría mi Cuasi T (Alaisa Pirela, profesora de Infografía durante mi carrera en LUZ) una multitasking, o sea, una todera pues… Y me gusta tanto la variedad visual que hace mucho tiempo me corte el cabello al nivel de la nuca e iba a enloquecer porque sólo me podía peinar de un sólo modo… Hoy grafico lo gráfico porque el tema que describo gira en torno a una imagen de esas que te consigues en redes sociales que de entrada te hace sonreír, pero a fondo te hace pensar cuán real es. Creo que uno de los modos de enseñar es a través de los ejemplos cotejados; a través de las analogías… El oficio del Diseñador Gráfico no es cosa fácil: debes tener verdadera vocación, AMAR profundamente lo que haces, tener mucha pasión por ello y sortear muchísimos factores. ¿Como cuáles? Juuum, aquí te dejo la punta del iceberg, es decir, sólo algunos:

  1. La profesión creativa per sé, en Venezuela es tan pero tan crítica como la economía. Lo que padecemos los Diseñadores Gráficos (DGs) va también para cantantes, arquitectos, pintores, escultores y pare de contar.
  2. Los DGs NO tenemos un Colegio Oficial (como el de Abogados) que regule los precios de nuestros servicios y, a decir verdad ¿merecemos que le pongan precio a nuestro trabajo? Realmente no, pero en el entorno VENEZUELA es muy necesario, por aquellos que incurren en el fastidioso intrusismo laboral, gente que prostituye el valor real de los servicios profesionales; sujetos a quienes no se les puede dar otros calificativos que mediocres y lambucios.
  3. Los DGs creamos propuestas sujetas a correcciones: es el proceso natural para proceder con la entrega de una asignación. Pero ¿qué pasa con los clientes indecisos que un día te piden un arte “azul” y luego te dicen que el azul es un poquito más hacia “verde”, le muestras un “turquesa” y después te dice que lo pensaron mejor y preferirían un poco más “morado”? La comunicación es determinante, por eso, en mi caso, yo EXPRIMO al cliente en las primeras entrevistas sacándole toda la info pertinente a fin de no tener que añadir carga innecesaria al trabajo (más de 4 correcciones indican dos cosas: o el cliente no se explicó bien, o no estaba claro en lo que quería). Esto de exprimirlo a decir verdad nos beneficia a ambos: al cliente lo exhorta para que tenga claros todos los parámetros de lo que quiere y/o necesita pues de ello dependerá la rapidez para obtener su requerimiento; a nosotros como profesionales nos facilita la proactividad al establecer todos los aspectos que se traducirán en una solución gráfica adaptada a su necesidad, sin dar tantas vueltas porque, vamos a estar claros, a nadie le gusta perder el tiempo.
  4. Por otro lado tenemos el padecimiento de la paga…. ¡ay la paga!, porque no sólo combatimos al intrusismo laboral; es que además nos toca torear a muchos que, en su ignorancia te pueden pedir “hey haceme un dibujito ahí” obviando que te quemaste las pestañas en una universidad, y te las quemas día a día manteniéndote a la vanguardia para no quedarte rezagado en lo profesional (para mí el Diseño Gráfico es como la tecnología). En resumen, somos mal pagados porque subestiman talento, esfuerzo, valor por horas de trabajo, tiempo demandado por cada tarea para cada cliente, gastos básicos que tenemos igual que cualquier mortal: comida, luz, teléfono, Internet, etc.)

Voy entonces con la analogía: sabemos que DIOS es un creativo… Quien lo dude mire la creación en toda su extensión… Él es el hermoso culpable de tanto color, variedad y formas… Pero al ver tanta deforestación, tanta capa de ozono en deterioro (de allí que los calores hoy día sean como son), tanta extinción de especies, tanto detrimento en el planeta, no es difícil entender que vivimos haciéndole cambios a su creación, la herencia que nos dio para administrar; no es difícil comprender que no hemos apreciado el valor de lo que tenemos como habitantes de este planeta pues tal parece como si no nos hubiera gustado lo que Él creó para nosotros, y aún así Él sigue haciéndolo porque Su poder creativo es tan infinito como Él: los colores de cada atardecer son distintos, las nubes en el cielo nunca se ven iguales, cada día renueva sus misericordias para con nosotros, y estos pequeños-grandes detalles (sólo por mencionar algunos) los obviamos; eso sin contar con lo mal que le pagamos cuando sólo nos acordamos de Él en medio de las dificultades y no en la plenitud de las alegrías. DIOSesDiseñador

Entonces me pregunto: ¿qué tal si un día decidimos cambiar tanto afán, tanto deterioro, tanto recordarlo sólo en dificultades, y nos remontamos en la sencilla tarea de darle gracias por lo que para nosotros Él crea cada mañana? Por lo menos démosle gracias porque nos despertamos… Creo que ese pequeño gesto representa para Él una gran acción de nuestra parte, y sería sin duda el inicio de una comunicación que tu existencia comprenderá es lo mejor que le ha pasado en esta vida terrenal.