Ten un poco de fe

Por el paso de la vida hay etapas de cambio que aunque parezcan oscuras y casi eternas siempre representarán evolución… De momento no entenderemos muchas de ellas y hasta nos encenderemos en una de debate con papá DIOS, y muy probablemente, en medio del afán que eso nos puede provocar ni siquiera logremos ver Sus respuestas; en primer lugar porque las voces del entorno nos impiden escucharle, y en segundo, porque Él no habla ni se mueve por nuestro sentimentalismo, sino por el bendito tema de la FE.

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Romanos 8:28

Cuando te acuestas pensando que al día siguiente harás un cambio en tu vida, al despertarte y ver que todo sigue “aparentemente igual” te preguntas si realmente existe tal cambio. La respuesta es SI, si lo hay, aunque no sea definitivo por el carácter continuo del cambio que lo muestra siempre en proceso, porque desde el momento en el que lo determiné al comentárselo a DIOS, ya Él ejecutó la acción de apoyarlo cuando vio en mi, no sólo la convicción, sino que aún en medio de las voces del entorno pude escuchar y entender su respuesta, que por supuesto Él apoya no por capricho mío, sino porque está apegada a Su voluntad y a Su Palabra (Él no es hombre para mentir ni contradecirse y nos manda a buscar y a seguir la paz).

Hace semanas vengo pensando en una premisa que desde hace mucho tiempo atrás, meditando, logré comprender respecto al tema de Venezuela. Y lo establezco acá, a fin de que muchos que saben que soy una mujer creyente entiendan de una buena vez que no dudo del poder de DIOS, sino del libre albedrío tergiversado del hombre, más que todo de aquel que hace vida en este país donde vivo y donde durante casi dos décadas he visto cuatro grandes tipos de personas, cada una en esas etapas de las que hablaba al principio:

  1. los que tienen poder y lo abusan.
  2. los que no tienen poder y por resignación se dejan abusar.
  3. los que viven en una burbuja de cristal a la que llaman de muchas formas y creen que su centro es el único válido y en el que quieren meter a todo el mundo.
  4. los que NO cuestionan el Poder de DIOS pero saben y entienden la existencia (aunque con cierta impotencia que eventualmente se les escapa) de los otros 3 tipos de personas anteriormente descritos.

Hoy vi una película que me hizo recordar estos grandes tipos de persona, y como llevo a la Venezuela ultrajada en mi corazón, no pude evitar hacer la comparación con ella. Este film DIOS lo usó para moverme la fibra y exhortarme con su título y contenido… En cuanto al tema de la fe y las religiones, uno de sus parlamentos me retumbó:

“El rabino le preguntó al periodista: –¿Dios hizo los árboles? Siiii… DIOS hizo muchos tipos de árboles, pero… ¿por qué no hizo uno sólo?… quizá la fe sea igual: muchos árboles, las ramas llegan todas a Él…” Y el periodista respondió: “¿has visto que los árboles se atacan hoy día unos a otros?”… A lo que el rabino dijo “–eso no es fe, es odio…”

Debemos entender que somos individuos, que cada uno en cierto modo ha experimentado algún tipo de odio, que cada cual fue criado en ambientes y con padres diferentes, que porque alguien no piense como yo no debo etiquetarlo de NINGUNA MANERA o adjudicarle un calificativo despectivo porque las palabras pueden ser látigos en el alma de otros aunque ni nos percatemos de ello, que mi FE no es inferior ni superior a la de nadie y que cuando alguien se siente en confianza de compartir sobre un tema y luego en su entorno percibe algún tipo de hostilidad y/o juicio, entonces definitivamente hay algo a lo cual cada quien debe hacer una introspección.

Soy como soy, aunque la gente me ponga los epítetos que ve en su espejo y no quiera reconocer en sí mismos, aunque “a nombre de DIOS” hablen a mis espaldas, aunque incluso escuchen de profetas y sepan por qué razón el tema social de Venezuela me pone como me pone y aún así juzguen en sus corazones, hablen y se refrenen luego que el vaso está derramado en parte y ya es imposible recoger el agua regada, aunque fuese una pequeña parte del vaso la que se regó. Que sigan viendo, creyendo, juzgando, etiquetando y entendiendo todo lo que quieran, lo entiendo y lo respeto, porque comprendo que están en TODO SU DERECHO, por aquello del libre albedrío… Yo por mi parte cada día me convenzo más de que aunque yo misma no lo crea, o aunque como a Job no le falten episodios de aflicción, DIOS siempre, SIEMPRE está, y por Sus Promesas Él siempre me ve mucho mejor de lo que todos (incluyéndome), me ven.

Acá les dejo la película, de repente hará expansión en la visión de muchos o de repente no, sólo DIOS sabe… y que DIOS les bendiga hoy y siempre.

Hasta la vista compañeros de batalla.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s